El Consejo Escolar.

 

El consejo escolar se regula en los artículos 54 a 60 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa. Según se establece en esta Ley, el Consejo Escolar es un órgano de creación obligatoria en el centro, a través del cual los profesores y los padres de los alumnos, intervienen en el control y gestión del Centro.

 

Según la normativa, el Consejo Escolar de nuestro centro está integrado por:

  • La directora.
  • Tres representantes del titular del centro.
  • Cuatro representantes del profesorado.
  • Cuatro representantes de los padres, madres o tutores legales de los alumnos y alumnas, elegidos por y entre ellos. 1 de estos representantes es designado por el AMPA, puesto que ocupa actualmente Domingo Pérez.
  • Dos representantes de los alumnos y alumnas, elegidos por y entre ellos, a partir del primer curso de Educación Secundaria Obligatoria.
  • Un representante del personal de administración y servicios.

El Consejo Escolar del centro debe renovarse por mitades cada dos años. En nuestro colegio se renovó parcialmente en el curso 2015/2016, por lo que la próxima renovación se producirá en el curso 2017/2018. En el caso de los representantes de los padres, se renovaron dos de los puestos (1 de ellos el correspondiente al AMPA), debiendo renovarse el próximo curso los dos restantes.

 

Las funciones del Consejo están también reguladas en la citada ley, según la cual le corresponde:

  • Intervenir en la designación del director del centro. con la emisión de un informe previo al nombramiento realizado por el titular del centro.
  • Intervenir en la selección del profesorado del centro. Junto con el titular del centro, establecerá los criterios de selección atendiendo a principios de mérito y capacidad. El titular del centro, tras realizar la selección junto con el director, dará cuenta del resultado al Consejo.
  • Participar en el proceso de admisión de alumnos y alumnas, garantizando la sujeción a las normas sobre el mismo.
  • Conocer la resolución de conflictos disciplinarios y velar por que se atengan a la normativa vigente. Cuando las medidas disciplinarias adoptadas por el director correspondan a conductas del alumnado que perjudiquen gravemente la convivencia del centro, el Consejo Escolar, a instancia de padres, madres o tutores legales, podrá revisar la decisión adoptada y proponer, en su caso, las medidas oportunas.
  • Aprobar el presupuesto del centro en relación con los fondos provenientes de la Administración y con las cantidades autorizadas, así como la rendición anual de cuentas.
  • Informar y evaluar la programación general del centro que, con carácter anual, elaborará el equipo directivo.
  • Proponer, en su caso, a la Administración la autorización para establecer percepciones a las familias de los alumnos y alumnas por la realización de actividades escolares complementarias.
  • Participar en la aplicación de la línea pedagógica global del centro e informar las directrices para la programación y desarrollo de las actividades escolares complementarias, actividades extraescolares y servicios escolares.
  • Aprobar, a propuesta del titular del centro, las aportaciones de las familias de los alumnos y alumnas para la realización de actividades extraescolares y los servicios escolares cuando así lo hayan determinado las Administraciones educativas.
  • Informar los criterios sobre la participación del centro en actividades culturales, deportivas y recreativas, así como en aquellas acciones asistenciales a las que el centro pudiera prestar su colaboración.
  • Favorecer relaciones de colaboración con otros centros, con fines culturales y educativos.
  • Informar, a propuesta del titular, el reglamento de régimen interior del centro.
  • Participar en la evaluación de la marcha general del centro en los aspectos administrativos y docentes.
  • Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato y la no discriminación por las causas a las que se refiere el artículo 84.3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, la resolución pacífica de conflictos, y la prevención de la violencia de género.

Si quieres más información, aquí puedes descargar la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación, con las modificaciones realizadas por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre.